Anillo Ágata Cinta

Referencia:

33,00 €
Impuestos incluidos

Anillo hecho a mano con plata de ley y ágata.

Cantidad
En existencias

 

 

 

ANILLO DE ÁGATA

Anillo artesanal de plata 925 con un cabujón de ágata.

¿No encuentra su talla? La mayoría de nuestros anillos son piezas únicas, disponibles en una única talla. No obstante, en algunos modelos, disponemos de diferentes tallas y también ofrecemos la posibilidad de hacer a medida un anillo para usted (puede incurrir en gastos adicionales). Si no encuentra su talla, póngase en contacto con nosotros antes de realizar su pedido para así asesorarle y ofrecerle más información.

Propiedades Ágata

Formada a partir de cristales de cuarzo microscópicos extendidos en bandas, el ágata es un cristal muy estable. Sirve para asentar las energías y aporta equilibrio físico, emocional e intelectual. Asimismo, ayuda a centrar y estabilizar la energía física. El ágata tiene el poder de armonizar el yin y el yang, las fuerzas positivas y negativas que mantienen en equilibrio el universo. Es una piedra calmante y trabaja despacio, pero aporta una gran fuerza. Sus múltiples capas pueden traer a la luz información oculta.

A nivel psicológico, el ágata facilita delicadamente la aceptación de uno mismo, fomentando la autoconfianza. Favorece el autoanálisis y la percepción de las circunstancias ocultas, haciéndonos percibir cualquier alteración que esté interfiriendo en nuestro bienestar. Las ágatas potencian la función mental mejorando la concentración, la percepción y las habilidades analíticas, y dirigiéndonos hacia soluciones prácticas. El amor a la verdad de las ágatas anima a expresar la verdad propia. Las ágatas con cristales claros permiten estimular recuerdos. Este cristal supera la negatividad y la amargura del corazón. Sana la ira interna, fomentando el amor y confiriendo el coraje necesario para volver a empezar. Es útil para cualquier tipo de trauma emocional, creando una sensación de seguridad que disuelve la tensión interna.

En el plano espiritual, el ágata eleva la conciencia y vincula con el ser colectivo y con la conciencia de la unidad de la vida. Anima a la contemplación serena y a la asimilación de las experiencias de la vida, conduciendo al crecimiento espiritual y a la estabilidad interna.

En curación, el ágata estabiliza el aura, eliminando y transformando las energías negativas. Posee un poderoso efecto limpiador, tanto a nivel físico como emocional. Puesta sobre el corazón, cura las enfermedades emocionales que impiden aceptar el amor. Situada sobre el abdomen o tomada como elixir, estimula el proceso digestivo y alivia la gastritis. Cura problemas oculares, estomacales y del útero; limpia el sistema linfático y el páncreas; fortalece los vasos sanguíneos y cura problemas de la piel.

Ficha técnica

Material
Plata 925
Piedra
Ágata azul
Talla
nº 14

No hay ningúna opinión por el momento.

16 productos en la misma categoría: