Materiales

ÁGATA: PROPIEDADES

ÁGATA: PROPIEDADES

Propiedades Ágata: Formada a partir de cristales de cuarzo microscópicos extendidos en bandas, el ágata es un cristal muy estable. Sirve para asentar las energías y aporta equilibrio físico, emocional e intelectual. Asimismo, ayuda a centrar y estabilizar la energía física. El ágata tiene el poder de armonizar el yin y el yang, las fuerzas positivas y negativas que mantienen en equilibrio el universo. Es una piedra calmante y trabaja despacio, pero aporta una gran fuerza. Sus múltiples capas pueden traer a la luz información oculta.

A nivel psicológico, el ágata facilita delicadamente la aceptación de uno mismo, fomentando la autoconfianza. Favorece el autoanálisis y la percepción de las circunstancias ocultas, haciéndonos percibir cualquier alteración que esté interfiriendo en nuestro bienestar. Las ágatas potencian la función mental mejorando la concentración, la percepción y las habilidades analíticas, y dirigiéndonos hacia soluciones prácticas. El amor a la verdad de las ágatas anima a expresar la verdad propia. Las ágatas con cristales claros permiten estimular recuerdos. Este cristal supera la negatividad y la amargura del corazón. Sana la ira interna, fomentando el amor y confiriendo el coraje necesario para volver a empezar. Es útil para cualquier tipo de trauma emocional, creando una sensación de seguridad que disuelve la tensión interna.

En el plano espiritual, el ágata eleva la conciencia y vincula con el ser colectivo y con la conciencia de la unidad de la vida. Anima a la contemplación serena y a la asimilación de las experiencias de la vida, conduciendo al crecimiento espiritual y a la estabilidad interna.

En curación, el ágata estabiliza el aura, eliminando y transformando las energías negativas. Posee un poderoso efecto limpiador, tanto a nivel físico como emocional. Puesta sobre el corazón, cura las enfermedades emocionales que impiden aceptar el amor. Situada sobre el abdomen o tomada como elixir, estimula el proceso digestivo y alivia la gastritis. Cura problemas oculares, estomacales y del útero; limpia el sistema linfático y el páncreas; fortalece los vasos sanguíneos y cura problemas de la piel.

TIPOS Y COLORES ESPECÍFICOS: Además de las propiedades genéricas, sus colores específicos tienen propiedades adicionales:

ÁGATA VERDE: Potencia la flexibilidad emocional y mental, y mejora la capacidad de tomar decisiones. Resulta útil para resolver disputas.

ÁGATA ROSA: Promueve el amor entre padres e hijos. Póntela sobre el corazón para que ejerza el máximo efecto.

ÁGATA DE BOTSWANA: Procedente de este país africano, es excelente para cualquier persona que tenga alguna conexión con el fuego o el humo. Beneficiosa para los fumadores y para quienes deseen dejar de fumar. El ágata de Botswana busca soluciones a los problemas en lugar de soportarlos. Ayuda a explorar tanto territorios desconocidos como la propia creatividad de cada uno. A nivel mental, ayuda a ver la realidad con mayor amplitud. A nivel emocional, libera delicadamente la represión. Esta ágata, a menudo, tiene nódulos u ovoides; además, es gris y en general tiene forma de nódulo, por lo que se parece al cerebro y vibra con él. Es muy útil para ayudar a asimilar el oxígeno, beneficiando a todo el sistema circulatorio y a la piel. También ayuda en casos de depresión. A nivel sutil, estimula el chakra coronario, atrayendo energía hacia el campo áurico.

ÁGATA CINTA AZUL: El ágata de cinta azul es una piedra sanadora maravillosa. Su suave energía, calmante y refrescante, otorga paz mental. Es particularmente eficaz para activar y curar el chakra de la garganta, pues permite la libre expresión de nuestros pensamientos y sentimientos. Abre el camino a la experiencia de energías superiores. Es una de las grandes piedras nutricias y de apoyo. Neutraliza la ira, la infección, la inflamación y también la fiebre.
A nivel psicológico, el ágata de cinta azul contrarresta la represión de los propios sentimientos que surgen del temor a ser juzgado y rechazado. Ello es especialmente pertinente en las relaciones padre-hijo, tanto en la niñez como en la edad adulta. En estas, a menudo los sentimientos se contienen y la incapacidad para expresarlos bloquea el chakra de la garganta y puede afectar al pecho, provocando la sensación de sofoco. El ágata de cinta azul disuelve los viejos patrones de represión y favorece nuevos modos de expresarse. Resulta útil para ayudar a las personas a liberar y aceptar su sensibilidad y sus sentimientos naturales.
Mentalmente, esta piedra ayuda a la expresión verbal de pensamientos y sentimientos, y contrarresta la tensión mental. Asimismo, exuda pacificas energías que neutralizan los sentimientos de ira. A nivel espiritual, el ágata de cinta azul aclara el chakra de la garganta para poder expresar las más altas verdades espirituales. Es una piedra que vincula el pensamiento con la vibración espiritual y aporta una paz profunda. En curación, el ágata de cinta azul es una poderosa sanadora de la garganta. Su capacidad para contrarrestar el bloqueo en la autoexpresión libera los problemas de hombros y cuello, deficiencias de la glándula tiroides e infecciones de garganta y linfa. Disminuye la fiebre, elimina los bloqueos del sistema nervioso y trata la artritis y deformaciones de los huesos, fortaleciendo el sistema esquelético y curando fracturas. También ayuda a los capilares y al páncreas. Tomada en elixir, trata los desequilibrios del fluido cerebral y la hidrocefalia. También puede usare para potenciar la curación por el sonido; pues enfoca y dirige el sonido hacia el lugar adecuado.

ÁGATA FUEGO: El ágata de fuego tiene una profunda conexión con la Tierra y su calmante energía aportará seguridad. Tiene un gran poder para solucionar problemas y presta apoyo en tiempos difíciles. Realiza una intensa función protectora, especialmente contra las malas intenciones. Construye un escudo protector alrededor del cuerpo y devuelve la agresión a su fuente para que pueda entender el daño que está haciendo. Como su nombre indica, el ágata de fuego está vinculada con el elemento fuego y favorece las relaciones sexuales, enciende el chakra base y estimula la vitalidad a todos los niveles.
En el plano psicológico, este cristal es capaz de disipar el miedo e infundir una profunda seguridad. Sostener un ágata de fuego favorece la introspección y la capacidad de establecer sin esfuerzo los problemas internos para seguir resolverlos. Ayuda a eliminar los deseos ansiosos y destructivos y es útil para tratar adicciones.
Espiritualmente, esta piedra protectora favorece la relajación para que el cuerpo se suavice, potenciando así la meditación. Se dice que representa la perfección absoluta; instila fortaleza espiritual y favorece la evolución de la conciencia. En curación, el ágata de fuego Sarah problemas de estómago, sistema nervioso y sistema endocrino, así como trastornos circulatorios. Ayuda al sentido de la vista: fortalece la visión nocturna y aclara la contemplación, tanto en los niveles internos intuitivos, como los externos y físicos.
Con la meditación, sintoniza en el meridiano triple calentador y puede ser aplicada para devolverle el equilibrio, reduciendo los sofocos y liberando al cuerpo de un exceso de calor. El ágata de fuego aporta vitalidad del cuerpo, impidiendo el agotamiento de la energía.

ÁGATA DENDRÍTICA: El ágata dendrítica también es conocida como la piedra de la plenitud. Abundancia y plenitud de todas las áreas de la vida, incluidos los negocios y la agricultura. Puede usarse para potenciar el rendimiento de las cosechas o para mantener la salud de las plantas en casa. El ágata dendrítica crea un entorno pacífico, tanto interno como externo, y anima a disfrutar de cada momento. Este cristal tiene una conexión particularmente intensa con el reino vegetal, por lo que puede potenciar la comunicación con dicho reino y profundizar la conexión con la tierra. Se use como se usa el ágata dendrítica funciona con lentitud y requiere tiempo para ser plenamente eficaz. En el plano psicológico, el ágata dendrítica anima a permanecer centrado en momentos de tensión o confusión, aportando estabilidad. Presta perseverancia y capacidad para ver las dificultades como un desafío. Espiritualmente, anima a mantenerse conectado con nuestras raíces a medida que crecemos. Esta piedra abre y alinea los chakras, capacitándolos para integrar la conciencia superior.
En curación, el ágata dendrítica sana la enfermedad causada por los desequilibrios en los chakras. Dentro del cuerpo sintoniza con cualquier cosa que se ramifique, como los vasos sanguíneos y los nervios, sanando el sistema nervioso y dolencias tales como la neuralgia. Está piedra tratar los trastornos del esqueleto y alinea el esqueleto con la propia realidad física. El ágata dendrítica invierte la regeneración capilar y estimula el sistema circulatorio. Situada sobre el lugar de la lesión o al dolor, ofrece alivio. Es una piedra útil para sanar plantas y la tierra misma. Estabiliza los vórtices dentro del campo energético terrestre y permite superar la tensión geopática a los efectos de las líneas telúricas.

ÁGATA MUSGO: Como piedra estabilizante conectada con la naturaleza, se dice que el ágata musgo refresca el alma y permite ver la belleza en todo lo que contemplamos. Ayuda a reducir la sensibilidad al tiempo atmosférico y a los contaminantes medioambientales. Esta piedra es extremadamente benéfica para cualquier persona dedicada a la agricultura o asociada con la botánica. Ayuda a las comadronas en su trabajo, reduciendo el dolor y asegurando un buen parto. Es la piedra propia de fenómenos relacionados con los comienzos, libera bloqueos y dificultades espirituales. Es también una piedra de riqueza, por lo que atrae la abundancia. Puede actuar con un doble propósito. Ayuda a los intelectuales a acceder a sus intuiciones y también ayuda a la gente de por si intuitiva a canalizar su energía de manera práctica.
En el plano psicológico, mejora la autoestima y fortalece los rasgos de la personalidad. Libera el miedo y la tensión profundamente enraizados. Ayuda a desarrollar la fuerza y la capacidad de llevarse bien con otros. Anima a expandir el propio espacio personal y así crecer. Fortalece la capacidad de intentar las cosas una vez más, inspirando con nuevos ideales tras un periodo de estancamiento.
Mentalmente, promueve la autoexpresión y la comunicación. Equilibra las emociones, reduciendo la tensión y el miedo. Favorece la confianza y la esperanza; es una piedra muy optimista. Ayuda a cualquiera que sufra depresión por las circunstancias de la vida o por desequilibrios cerebrales. Por más difíciles que sean esas circunstancias, el ágata musgo nos confiere la intuición necesaria para hallar la causa subyacente.
En curación, el ágata musgo acelera la recuperación. Puede usarse para contrarrestar las enfermedades a largo plazo. Es antiinflamatoria, limpia los sistemas excretor y circulatorio favoreciendo el flujo de la linfa, y potencia el sistema inmunitario. Elimina la depresión causada por el desequilibrio entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. Ayuda a prevenir la hipoglucemia y la deshidratación, trata las infecciones, las gripes y los resfriados rebajando la fiebre. Es antiinflamatoria y reduce la hinchazón de los nodos linfáticos. Como elixir y aplicada sobre la piel, trata las infecciones cutáneas y las causadas por hongos.

Todos los comentarios